domingo, 21 de febrero de 2010

"PRECIOUS" O EL VALOR DE LA EDUCACIÓN.

Yo no había ido al cine a ver esta película pero era la única opción si descartaba películas para adolescentes, infantiles o de terror. Me había armado de valor para ver Celda 211 pero no fue posible. Así que entré en la sala 9 del Metromar. Sólo había una pareja en aquella sala pequeña y me senté con mis palomitas y mi botellita de agua. Ante mí apareció una historia contada en tonos oscuros, los de la piel de la protagonista y la oscuridad de las paredes empapeladas de la casa que comparte con su madre. Aquella historia era tan real que se podía extraer de una noticia del periódico o tener nombre y rostro de niñas y muchachas conocidas. Da igual que se trate de Harlem o del Sur de España. El relato de los abusos a los que vive sometida es, por desgracia, un clásico universal. Ayer mismo traía el periódico la noticia de la detención en Sevilla de dos hombres acusados de intercambiarse a sus hijas menores para someterlas a abusos sexuales ante la pasividad de las madres de las niñas.
A pesar de todo el dolor, aparece la luz y los tonos claros cuando Precious va a la escuela y escucha desde la última fila, sin entender apenas, al profesor de matemáticas. La profesora Rain en su escuela alternativa hará el milagro de afianzar su autoestima y hacerle pensar que puede cambiar el rumbo de su vida.
-Escribe, le repite la profesora Rain. Porque sabe que escribir no es sólo poner una palabra detrás de otra. Porque sabe que escribir la ayudará afectivamente.
"Precious" también es una película de género, no sólo porque trate el problema de la violencia intrafamiliar y de género, sino porque la protagonista está rodeada de mujeres: su madre, verdugo y a la vez víctima; la profesora Rain, con sus propias heridas por su homosexualidad; la trabajadora social, superada por la crudeza de la vida de Precious... Incluso el enfermero que la atiende en el hospital hace un papel femenino de cuidador.
En suma, mientras que haya una sola "Precious" con ganas de aprender y una profesora Rain con ganas de enseñar, está justificado todo el presupuesto del Ministerio de Educación.